, , ,

martes, 19 de junio de 2012

del polvo...



del polvo apasionado del instinto,
al polvo callado y perpetuo.
Vamos tragando el polvo
del camino que recorremos.

Como trampa mortal,
la vida es un desacierto.
Y vamos de tropiezo en tropiezo,
mordiendo el desaliento.






(estos versos llegaron a mis manos un día,
mas no el autor de los mismos. Si alguien reconoce
su autoría, estaré encantada de que los firme)

 Quidam

2 comentarios:

  1. Con el paso del tiempo nos convertimos en auténticos expertos en desaliento.

    Algo es algo.

    ResponderEliminar